Tendencias de decoración: ¿Qué son las lámparas de sal del Himalaya?

Últimamente, se han puesto muy de moda unas lámparas de sal que, seguro, ya has podido ver en numerosas tiendas de distintos sectores. Incluso, en locales como spas, centros de masaje y fisioterapia o, incluso, en la consulta del médico. De hecho, las lámparas de sal se han convertido en el complemento perfecto para toda decoración ibicenca. Además de aportar un toque de color que combina perfectamente con el blanco, te podemos contar mucho más.

Las propiedades que aportan las lámparas de sal del Himalaya, así como si sencillo a la par que agradable diseño, les han hecho ganar adeptos a pasos agigantados a lo largo de los últimos años. Además, proporcionan a cualquier lugar un toque de ambiente étnico, natural, pacífico y, sobre todo, original. Pero no sólo hacen bonito, así que, ¿sabes para qué sirven?

Estas lámparas también son conocidas como “vitaminas de aire”, y no son ni más ni menos que bloques puros de sal del Himalaya, en el interior del cual se coloca una vela, o bien, una bombilla. Se comercializan como grandes piezas sólidas o como pequeños cristales sobre cestas decorativas y funcionan como un ionizador de aire de lo más eficaz.

Esto es así porque estos bloques emiten iones negativos, se enganchan a los dispositivos que emiten los dispositivos electrónicos –o sea, absorben el exceso de ondas electromagnéticas- y, como consecuencia, dan un agradable equilibrio al entorno.

Pero hay más. Las lámparas de sal del Himalaya ofrecen numerosos beneficios que las han llevado a ser uno de los elementos favoritos ahora mismo en términos de decoración. ¿Quieres saber cuáles son? Te los enumeramos a continuación:

  • El Feng Shui asegura que estas lámparas transmiten buena energía.
  • Los iones negativos que emiten pueden ser beneficiosos para el organismo, tanto a nivel circulatorio como respiratorio y nervioso.
  • Reducen la electricidad estática que suele estar presente en el aire y que tan molesta nos resulta. ¡Adiós, chispazos incómodos!
  • Dado que eliminan las ondas electromagnéticas del aire, mejoran la calidad del sueño.
  • Nos invita a relajarnos con el ambiente que crean: aportan un toque de color rosado, así como una luz suave y agradable.

Como ves, las lámparas de sal del Himalaya han venido para quedarse. No sólo por su belleza, o porque se hayan convertido en tendencia, sino porque también nos pueden resultar beneficiosas. ¿Qué más les podrías pedir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>