Correr es bueno para las rodillas

Seguro que has escuchado en muchas ocasiones que correr es malo para las rodillas. Según varios estudios recientes, esto se trata de un simple mito. La investigación apunta, de hecho, hacia una afirmación totalmente opuesta, según la cual esta actividad fortalecería dichas articulaciones. Además, al parecer, los corredores de larga distancia tendrían unas posibilidades muy bajas de desarrollar artritis.

Sin embargo, no hay que olvidar que factores como una mala técnica o una mala elección de las zapatillas sí podría causar lesiones como tendinitis u otras dolencias. Para estos casos, con tal de prevenir o incluso de aliviar síntomas, los runners cuentan con suplementos alimenticios que incluyen componentes tales como el ácido hialurónico. Un ejemplo de esto sería Progen.

Hasta ahora, siempre se ha comentado que aplicar la carga que ejerce la pisada sobre las articulaciones de las piernas puede degradar el cartílago protector, algo que podría causar artritis. Sin embargo, estos recientes estudios apuntan a que, obviamente, el impacto de cada zancada en el running es mayor que cuando caminamos, pero que, sin embargo, se realizan menos pasos. Por lo tanto, el impacto quedaría, en mayor o menor medida, compensado y equilibrado.

Ross Miller, profesor adjunto de kinesiología en la Universidad de Maryland, y director de uno de estos estudios, ha explicado lo siguiente al respecto en el New York Times: en términos de desgaste, “correr y andar son esencialmente indistinguibles”. Además, asegura que “el cartílago acepta muy bien la carga cíclica”.

Sin embargo, no afirma, en ningún caso, que correr previene lesiones o dolencias como la artritis. Simplemente, apunta a que los casos de corredores con artritis son realmente muy bajos, al contrario de la creencia popular.

Esto es una buena noticia para corredores jóvenes, pero también para aquellos más entrados en años que ya se preocupan muy especialmente por el estado de sus articulaciones y quieren evitar peligros que puedan desencadenar artritis y otras dolencias.

En resumen, la actividad física es algo beneficioso para nuestro cuerpo, pero nunca está de más prevenir consultando con profesionales qué tipo de calzado debemos utilizar, si necesitamos complementos alimenticios como Progen, o interesándonos por la técnica correcta que debemos utilizar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>