¿Te preparas para la media maratón de Formentera? Combate los dolores del runner

Cuando queremos hacer una actividad física de manera habitual y en el horario que mejor nos convenga, sin depender de terceras personas o de empresas como los gimnasios, es probable que nos fijemos en el running, un deporte muy de moda, precisamente, por los motivos expuestos. Y porque podemos disfrutarlo en cualquier lugar.

Pero practicar deporte por nuestra cuenta, sin tener el entrenamiento previo o la supervisión de un profesional, nos puede pasar factura a nivel de salud. Torceduras, malos gestos y un sobreesfuerzo o estrés en el tendón que nos pueda llevar a sufrir artritis o artrosis son algunos de los peligros a los que nos enfrentamos. Y aunque podemos paliar el dolor y recuperarnos gracias a la rehabilitación, reposo y productos especializados como Ostenil, siempre es una opción preferible prevenir riesgos y no sufrir a posteriori.

Además, en caso de sufrir alguna de estas dolencias, lo primero que debes hacer es acudir a tu médico para que te recete un tratamiento y para que te oriente sobre cómo mejorar su situación.

Los problemas físicos del runner

Afortunadamente, la gran mayoría de dolencias articulares pueden ser prevenidas y aliviadas. Pero los riesgos siguen ahí:

Estrés tibial

Síntomas como el dolor en las espinillas o en la zona interior de la tibia que empeora al momento en el que empezamos a correr, y que se alivia a medida que la zona dolorida entra en calor. Una postura incorrecta, una mala técnica y el impacto de la actividad física pueden ocasionar este problema.

Rodilla del corredor

Es un dolor que se nota en el centro de la propia rodilla, por dentro o por fuera, y se puede llegar a extender hasta el muslo o, incluso, hasta la espinilla. Es una lesión que puede estar causada por pies planos, muslos rígidos, por contar con una rodilla desalineada, o por otro tipo de causas, como un sobreesfuerzo en la carrera.

Tendinitis en el tendón de Aquiles

El tendón de Aquiles une los músculos de los gemelos con el talón. La tendinitis en esta zona suele estar relacionada con una elección mal realizada de las zapatillas deportivas, a causa del sobreesfuerzo, por emplear una técnica incorrecta, o bien, porque los músculos están más rígidos de la cuenta. Se trata de una lesión que puede ser grave y alejarnos del entrenamiento durante meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>