Cocina mallorquina con cannabis

No es necesario que seas una persona experta en abonos canna para tener una plantación de marihuana con la que poder cocinar. De hecho, tener una plantación es ilegal; sólo está permitido tener la cantidad suficiente para el consumo propio: con una planta por persona, tendrás de sobras.

Una vez tengamos nuestra propia plantita, podremos pasar a añadir el toque cannábico a las conocidas recetas mallorquinas como las siguientes:

Sopas mallorquinas

         Ingredientes: 300 gramos de solomillo de cerdo troceado en pequeños trozos, ½ kilo de cebolla tierna, 1 coliflor pequeña, 1 cabeza de ajos, 1 manojo de perejil, 3 tomates, 1 col, 1 pimiento verde, pimentón, 250 gramos de pan de payés seco y cortado en rebanadas finas, 1 patata cortada como si fuera para tortilla, agua, 200 gramos de setas.

         Preparación: Lava y corta las verduras, en primer lugar. Luego, en una cazuela, dale unas vueltas al cerdo en aceite de oliva. Entonces, añade la cebolla tierna, los ajos pelados y cortados en trocitos gruesos, el pimiento verde, el tomate picado muy menudo, las setas y, finalmente, estará listo para que empieces a remover y mezclar. Añade la patata y el perejil y, a continuación, pon también la col cortada a tiras. Una vez ésta haya perdido agua, añade una cucharada de pimentón, sal y agua caliente. Espera unos minutos y para añadir la coliflor en trozos pequeños. Cuando las verduras se hayan cocido, apártala a los bordes y añade las sopas de pan, con cuidado, para que queden en la parte inferior de la cazuela. Es el momento de colocar las verduras encima y espolvorear un poco de marihuana. Tapa y deja que se cueza todo durante unos minutos.

Coca mallorquina de talladles

         Ingredfientes: 40 gramos de harina de repostería, 100 gramos de manteca de cerdo, 150 gramos de patata, 15 gramos de levadura de panadería, 3 huevos batidos, 150 gramos de azúcar, 1 vaso de agua, albaricoques partidos en dos.

         Preparación: Caliente el agua y deshaz en ella la levadura. Añade el resto de ingredientes y amásalos bien hasta que quede liso. Agrega la harina poco a poco y haz una bola con la masa. Deja que repose una hora en un bol untado con aceite, vuelve a amasarla para desmasificar y extiéndela en una bandeja de horno. Reparte los albaricoques, espolvorea con azúcar abundante y aquí puedes añadir, también, la marihuana espolvoreada. Cuece en el horno precalentado a 150 grados durante unos 50 minutos vigilando hasta que la superficie quede dorada.

¡Una receta salada, y otra, dulce, para que tus invitados se chupen los dedos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>